Clima

São Paulo tiene un clima subtropical, y aunque durante casi todo el año las temperaturas medias rondan los 20 grados, en los meses de invierno (julio, agosto y septiembre) pueden alcanzarse los 15 grados, por lo que si vais a viajar en la ciudad en esta temporada llevad alguna prenda de abrigo.

Tormenta en São Paulo.

Las tormentas son habituales en São Paulo.
Fotografía: Flavio Ensiki

Este clima subtropical determina, también, que nunca se sepa cuándo puede llover: São Paulo es de esas ciudades donde puedes pasar por las cuatro estaciones a lo largo de un día, así lo que mismo puede llover a cántaros (aunque normalmente llueve más durante septiembre y octubre) que salir un sol espléndido al cabo de un rato.

En este sentido, mejor meted en la maleta alguna prenda ligera e impermeable, que podáis llevar encima todo el día y os pueda servir para cubriros si cae uno de los habituales chaparrones repentinos (los chubasqueros que llevan su propia bolsita incorporada son una buena opción, pues los podéis llevar colgados y pesan poco).

El arcoíris sobre São Paulo

El arcoíris sobre São Paulo.
Fotografía: Diego Torres Silvestre

Recordad también que el mejor calzado para hacer turismo son unas zapatillas cerradas, impermeables pero transpirables. ¡Las agradeceréis si empieza a llover y os pilla haciendo turismo!

El período en el que hay menos lluvias y el ambiente está más seco es entre mayo y septiembre, pero lo más aconsejable es que siempre llevéis alguna prenda de abrigo no muy gruesa (ya que las temperaturas invernales en São Paulo son suaves) y así estaréis preparados ante cualquier imprevisto meteorológico.